domingo, 30 de septiembre de 2012

EL TERCER RIESGO

En relación a las discusión de los últimos meses, a continuación se presenta un artículo en el que se describen los riesgos que se han de tener en cuenta en todas las centrales nucleares del mundo.


La historia de la energía nuclear reseñará 2011 como uno de sus años más negros, debido al accidente ocurrido en la central japonesa de Fukushima Daiichi, que ha torcido el incipiente cambio de rumbo que la opinión pública mundial había iniciado hacia la aceptación social de esta fuente de energía. A toro pasado ha sido sencillo preguntarse cómo en el país de mayor riesgo sísmico del mundo nadie pudo prever la secuencia de acontecimientos que llevaron a la pérdida del control de los cuatro reactores afectados. Incluso cabe reivindicar que la central soportó con suficiencia el terremoto iniciador del suceso, pero no estaba previsto el efecto del consiguiente tsunami, palabra de uso internacional que, por cierto, procede del idioma japonés. Habría bastado con situar la central sobre un talud que tiene a su espalda para haber evitado la catástrofe.

Para muchos el accidente demuestra que la seguridad de una central nuclear siempre estará en entredicho, pero también cabe considerar que con Fukushima se completa la experiencia acumulada por el sector y que se podría cerrar el último punto flaco de la seguridad. Veamos por qué.

A grandes rasgos, se puede afirmar que existen tres tipos de riesgos: naturales, humanos y tecnológicos. Este último fue, a grandes rasgos, el detonante del primer gran accidente nuclear, el que se produjo en 1979 en la central estadounidense de Harrisburg, en la isla de las Tres Millas. Una avería en el circuito secundario impidió la evacuación del calor del circuito del reactor, un fallo que se fue agravando por una acumulación de otros en los sistemas de seguridad hasta llegar a la fusión del núcleo, aunque no llegó a producirse ningún escape radiactivo al exterior. Aquel accidente tuvo una enorme repercusión social, pero también en el mundo nuclear. Estados Unidos puso en marcha un exhaustivo estudio de los fallos técnicos que se habían producido e introdujo sustanciales mejoras en los sistemas de sus centrales en operación, mejoras que fueron exportadas de inmediato al resto del mundo. En España, por ejemplo, afectó al diseño de las centrales que entonces estaban en construcción y a modificaciones importantes en las que ya estaban en funcionamiento. Paradójicamente, Harrisburg supuso una enorme mejora en la seguridad nuclear de todo el mundo


Apenas siete años después, la central ucrania de Chernóbil fue el escenario donde otro gran factor de riesgo, el humano, tuvo su momento de materialización. Mientras realizaba ciertas pruebas en el reactor número 4 de la central, un grupo de técnicos anuló los sistemas de seguridad para comprobar qué ocurría llevando el reactor a sus límites físicos de actividad. Y ocurrió lo razonable, se de contención y provocó un escape radiactivo masivo al exterior, facilitado por las deficiencias en seguridad que Occidente achacaba a la tecnología soviética, muy diferente de la occidental. La gran lección extraída de Chernóbil, por tanto, no fue tecnológica, sino más bien de formación y control del personal, sintetizado en un término hoy habitual en el sector: "cultura de seguridad". Es decir, que todas las personas que operan en estas instalaciones sean plenamente conscientes de las consecuencias de sus actuaciones y trabajen con la permanente perspectiva de la máxima seguridad. Y eso se ha traducido en protocolos de actuación, procesos de formación continua de operadores y supervisores y la inclusión de estos aspectos en los procedimientos de vigilancia y control que realiza el Consejo de Seguridad Nuclear

El tercer factor, el riesgo natural, es el que ahora se ha puesto de manifiesto en Japón. Esta vez los sistemas de seguridad funcionaron, los operarios cumplieron bien su cometido (especialmente los 50 héroes que permanecieron en el emplazamiento para intentar atajar el impacto del accidente y llevar a situación controlada la central). A lo largo de nueve meses, el mundo nuclear se ha aprestado a intentar aprender las lecciones derivadas de este accidente para garantizar que no se repita en ninguna otra central nuclear. En España y en toda Europa, por ejemplo, se ha realizado una pormenorizada evaluación de las características de cada central para determinar su capacidad de resistencia a los fenómenos naturales que puedan afectarle. Esas pruebas han determinado, por expresarlo de una forma rápida y directa, que las centrales españolas superarán el examen, aunque deberán invertir una elevada cantidad (según un periódico nacional que no cita fuentes específicas en torno a 500 millones de euros) en mejoras de seguridad.

Parece lógico que muchos sigan viendo la energía nuclear como intrínsecamente insegura y se agudice la oposición social que sufre. Sin embargo, y sin pretender lanzar mensajes de infundado optimismo, bien podría pensarse que se ha tapado el último gran resquicio de inseguridad que afectaba a estas instalaciones.

Técnica Industrial - Ignacio F. Bayo


domingo, 27 de mayo de 2012

Avión Solar - Capítulo V - Vuelo Payerne-Madrid-Rabat

Después de varios meses en los que he desistido de publicar algún artículo, teniendo en cuenta la escasez de novedades en el sector (todo noticias sobre la moratoria), finalmente me he decidido a hacer un in-pass, en mi huelga particular contra el frenazo que se le ha impuesto a las energías renovables en España, y publicar este artículo que resume el vuelo del avión "Solar Impulse" entre Payerne y Madrid, del pasado día 25 de mayo.

Después de un vuelo que dura aproximadamente 17 horas, el prototipo HB-SIA aterrizó en el aeropuerto de Madrid-Barajas a las 01:28:50 AM. El piloto, André Borschberg, salió de la cabina del piloto sonriente pero agotado y sin duda contento de poder estirar las piernas.

"El vuelo fue muy bien y gracias al equipo de meteorólogos, todo ha ido según el plan¡¡Extraordinario!!", dijo André Borschberg "Fue increíble poder volar al lado de la barrera de nubes durante la mayor parte del vuelo y sin dudar en volar por encima de ellos. Esto confirma nuestra confianza en la capacidad de la energía solar aún más."

Fue un vuelo largo y agotador, y gracias a la activa participación del equipo en Payerne, Solar Impulse fue capaz de negociar con el aeropuerto de Madrid-Barajas para aterrizar un poco antes. Con un poco de turbulencia inicial, se volvió difícil volar durante más de dos horas alrededor del aeropuerto. Sin embargo, en la última hora, los vientos se estabilizaron despejando el camino para el aterrizaje.

Esto, y los futuros aterrizajes internacionales, son una buena experiencia para el equipo de Solar Impulse, pudiendo practicar la coordinación y cooperación con los aeropuertos internacionales para el ajuste fino de la logística, el mantenimiento y los desafíos a los que se enfrentan los patrones de tráfico aéreo.

Informe de vuelo:

La hora de despegue 08h24 UTC +2
Tiempo de Aterrizaje
01h28min50s
Duración del vuelo: 17h 3min 50s
La velocidad promedio: 89 kmh
Altitud alcanzada: 8'500 m (27'000 pies)


Con este nuevo logro Solar Impulse le sigue demostrando al mundo el potencial de una tecnología aún en crecimiento, como es la tecnología fotovoltaica, mediante la cual han planteado una visión a medio-largo plazo en el sector de la aviación que paso a paso va dando sus frutos.



El otro piloto Bertrand Piccard, co-fundador de Solar Impulse, tendrá el honor de volar entre Madrid y Marruecos. Esta será la primera misión de vuelo de Bertrand y muy simbólica, ya que será la primera vez que el prototipo HB-SIA cruce de las aguas internacionales hacia otro continente.

La parada de Madrid, programada inicialmente durante un mínimo de tres días, es de carácter técnico y para cambiar el piloto.

Solar Impulse, está impaciente por llegar a Rabat. Bajo el Alto Patronazgo de SM el Rey Mohammed VI, y por invitación de la Agencia Marroquí de Energía Solar (MASEN), Solar Impulse se unirá en eventos nacionales destinados a poner de relieve las posibilidades de las energías renovables, la energía solar en particular. Los eventos también coincidirán con el inicio de la construcción de lo que será la planta de energía solar más grande del mundo, en la región de Marruecos Ouarzazate.


domingo, 29 de enero de 2012

El Gobierno español sentencia el sector "punta de lanza" del país: RIP RENOVABLES


Queridos amigos y lectores desconozco en que medida habéis estado informados durante todo el fin de semana, porque en televisión y prensa no se le ha dado realmente bombo, pero el pasado viernes día 27 de enero de 2012 el gobierno español aprobó en el Consejo de Ministros la comúnmente conocida "Moratoria de Energías Renovables".

Mediante la publicación oficial en el BOE del día 28 de enero de 2012 del Real Decreto-ley 1/2012
se paraliza completamente el desarrollo tecnológico y crecimiento de las diferentes tecnologías de generación con fuentes de energías renovables y por ende lastrando el desarrollo social-económico del país, puesto que durante la crisis de los tres últimos años ha sido uno de los pocos sectores que han respondido positivamente:
  1. Con un desarrollo continuado de la curva de aprendizaje.
  2. Con el know-how adquirido durante la última década.
  3. Con la continua reducción de costes y aumento de la eficiencia de las diferentes alternativas tecnológicas.
  4. Con las inversiones en I+D+i para el lanzamiento de nuevos productos y tecnologías.
  5. Con la competitividad tecnológica que el tejido industrial español había comenzado a desarrollar con las primeras potencias industriales.
Podríamos estar horas escribiendo los inconvenientes de esta decisión, pero con el tiempo te das cuenta que en ciertas ocasiones, las especiales, las importantes, las urgentes..... como es este caso, merece la pena ir al grano. Por ello me gustaría dejar claro los tres puntos que considero más preocupantes:

  1. El Gobierno basa la reducción del déficit de tarifa en la eliminación de incentivos a las tecnologías de generación de energía eléctrica mediante fuentes renovables, cuando bien es conocido que dicho déficit de tarifa se ha generado durante los últimos 15 años por los Windfall Profits que las empresas propietarias de las plantas de generación de energía eléctrica mediante energía nuclear y energía hidrahúlica obtuvieron del estado. Estas empresas son: Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa (Gas Natural), Viesgo (Eon) e Hidroeléctrica del Cantábrico; y todas tienen intereses en contra de las energías renovables aunque muchas incrementen año tras año su "Balance de Cuentas y Resultados" gracias a ellas.
  2. La dependencia energética nacional, que por todos es bien conocida, se basa en que tenemos una dependencia absoluta del exterior para la importación de derivados del petróleo, gas natural, carbón, uranio enriquecido, tratamiento de residuos nucleares, .... ; lo cual lastra económicamente a todo nuestro sistema. Cabe destacar que en el balance neto de energía eléctrica somos excedentarios, pero en el balance neto de diferentes formas de energía somos deficitarios y dependemos de suministradores con Gobiernos muy inestables, que podrían poner en peligro económicamente hablando a nuestro país cada vez que en dichos estados surja un nuevo conflicto político-social. Por todo ello frenar el desarrollo exponencial que estaban presentando las tecnologías renovables, las cuales cada vez nos permitirían una mayor independencia, es comenzar a preparar nuestra propia tumba para los próximos 25 años.
  3. Todo el mundo se está dando cuenta de la revolución industrial que viene para este siglo, XXI y claramente no es la de Internet, es la desaparición del petróleo. Todos los Gobiernos que vean esto serán los que consigan poner a sus países en la cabeza para la reindustrialización renovable y su perfecto complemento "el vehículo eléctrico". El Gobierno español se ha desmarcado claramente en este sentido, ¡¡Preguntémosles por qué!!.
¿Qué hay detrás de todo esto? El Gobierno español tiene la capacidad de decidir sobre el futuro de una nación durante 4 años, pero cuando esos 4 años son claves y pueden lastrar los planes estratégicos que afectan a 50 millones de personas ¿Qué es necesario que hagamos?

¡¡¡DEBATE ENERGÉTICO YA!!!
Se ha producido un error en este gadget.